Los principales reformistas están apoyando la misión 2024 de Joe Biden

El presidente Joe Biden parecería encajar de forma poco natural en los activistas de Netroots Country, una asamblea anual de moderados que se hizo para equipar la furia en línea por la organización de George W. Hedge. Más recientemente, ha apoyado el mensaje de populismo financiero de los senadores Bernie Sanders y Elizabeth Warren, dos de los adversarios de Biden para la selección basada en la popularidad en 2020.

En cualquier caso, el aborrecimiento hacia los liberales vistos como demasiado estándar o moderados generalmente no llegó a Biden en la nueva reunión de la reunión en Chicago. La representante Pramila Jayapal, jefa de la Asamblea Legislativa Moderada, incluso terminó el evento contando cómo se había convertido en una conversa de Biden.

“En el momento en que Biden estaba adentro, dije, ‘Gracioso, hombre'”, dijo Jayapal, D-Wash., Lamentando que Sanders y Warren no hubieran dado en el blanco en el esencial oficial. “Sin embargo, debo decirles que ahora soy fanático de Biden”.

Eso trajo aplausos, lo cual no fue un logro fácil dado que los minutos favorables a los activistas palestinos habían gritado al representante Jan Schakowsky, D-Sick., en el mismo escenario.

En reuniones anteriores de Netroots, la entonces presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, D-Calif., fue abucheada y los inconformistas de People of color Matter molestaron una reunión oficial prometedora en 2016. Biden, como vicepresidente, fue molestado por las estrategias migratorias de la organización Obama.

Los comentarios de Jayapal resaltan el avance de Biden al prevalecer sobre el ala izquierda de su partido, una parte importante de la alianza de la que depende para ganar un mandato posterior. Numerosos reformistas han aplaudido los fuertes aumentos del gasto público en proyectos sociales significativos y energía eléctrica eficiente, así como el plan renovado de Biden para ofrecer ayuda obligatoria para estudiantes después de que el Tribunal Superior anulara sus esfuerzos únicos.

“Este no es alguien que pasó el período inicial haciendo una amplia gama de cosas espantosas”, dijo Karthik Ganapathy, un veterano de la misión oficial de Sanders en 2016 que también ayudó al moderado Brandon Johnson a ganar la carrera política como líder del ayuntamiento de Chicago esta primavera. “Creo que el sentido es que ha tenido una administración considerablemente más fructífera, efectiva y significativa de lo que anticiparon los moderados”.

Sanders, libre de Vermont, y Warren, demócrata por Massachusetts, la representante moderada Alexandria Ocasio-Cortez, demócrata por Nueva York, apoyaron recientemente la misión de Biden para 2024. Sin embargo, algunos siguen enojados porque Biden no cumplió con otros grandes compromisos, incluida la reducción de la creación de fuentes de energía no renovables, el impulso de una mejora de la vigilancia del gobierno y el aumento de los privilegios democráticos.

“La historia sobre los triunfos de la organización Biden es una mala dirección intencional”, dijo India Walton, una dinámica que venció al líder del ayuntamiento de Bison City, Byron Brown, en la votación de 2021, pero perdió en la decisión política general.

Walton se quejó de que Biden no había logrado otras cosas para salvaguardar la extracción del feto y las libertades sociales después de las decisiones del Tribunal Superior que debilitaron a ambos. También notó que la obligación de estudiar continuará manejando devastadores desastres financieros para muchas personas, incluso con la cura propuesta por Biden.

“No hemos ‘Trabajado mejor'”, dijo Walton, refiriéndose a la marca registrada de la misión 2020 de Biden. “Además, es extremadamente desconcertante ser un estadounidense común y ser atendido por esta historia de ‘voto azul’, cuando los estados reales de nuestra existencia diaria no están evolucionando”.

Tal soborno podría perjudicar a Biden en 2024 dado que probablemente enfrentará una prueba desde la izquierda (el disidente moderado Cornel West está montando una carrera de la Coalición Verde) y podría ser presionado desde el medio: el grupo político No Marks está tratando de inscribir a un antiextremista prometedor.

Eso significa que incluso pequeñas desintegraciones de energía moderada para Biden podrían erradicar los delicados bordes que lo llevaron a estados clave como Arizona y Georgia en 2020.

Un componente que podría acabar con esos peligros es que Donald Trump, el primer líder conservador, podría volver a ser el rival de decisión política general de Biden. En 2020, algunos reformistas reacios estaban tan horrorizados con Trump que terminaron votando por Biden a pesar de sus profundas reservas.

Sin embargo, puede ser difícil volver a armar la alianza electoral muy expansiva que puso a Biden en la Casa Blanca, suponiendo que algunos componentes estén más convencidos por el temor a Trump que por el entusiasmo por Biden. Esta reunión incluye una mayor parte de los graduados de la escuela, las mujeres, los habitantes metropolitanos y rurales, los jóvenes y los estadounidenses oscuros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *