La U y su problemática relación con los entrenadores a lo largo de 10 años

La falta de estabilidad en la dirección técnica ha sido un factor determinante en los desempeños deportivos decepcionantes de la Universidad de Chile. Mauricio Pellegrino se suma a la lista de entrenadores que no lograron mantenerse a largo plazo, lo que obliga al club a buscar un nuevo líder para la temporada 2024. La constante rotación de entrenadores ha contribuido a la falta de cohesión y consistencia en el rendimiento del equipo.

En los últimos diez años, el equipo de la Universidad de Chile ha experimentado la asombrosa cifra de 17 entrenadores, abarcando un total de 20 procesos diferentes. Esta alta rotación se debe, en parte, a la repetición de algunos técnicos en roles interinos, como Esteban Valencia, Cristián Romero y Sebastián Miranda. La constante fluctuación en la dirección técnica ha contribuido a la inestabilidad y falta de continuidad en el rendimiento del equipo a lo largo de la década.

Pellegrino se convirtió en el entrenador que permaneció en el cargo durante el período más extenso desde la gestión de Hernán Caputto en 2019-2020. Desde su nombramiento hasta su último partido, el exentrenador de Vélez Sarsfield estuvo al frente del equipo durante 375 días. En contraste, los ocho entrenadores anteriores no lograron superar los 200 días en el cargo.

Hernán Caputto estuvo en el CDA durante 453 días, lo cual representa un periodo significativamente extenso. En comparación, figuras como Rafael Dudamel (197 días), Santiago Escobar (142 días) y Diego López (101 días), que fueron consideradas como apuestas importantes para Azul Azul, tuvieron estancias considerablemente más cortas de lo esperado.

En la última década, la Universidad de Chile ha experimentado una notable inestabilidad en la dirección técnica, con la designación de 17 entrenadores en 20 procesos diferentes. En contraste, los otros dos equipos considerados “grandes” en el fútbol chileno han mantenido una mayor continuidad. Colo Colo ha contado con 10 entrenadores en 12 períodos, mientras que la Universidad Católica ha tenido 12 técnicos a lo largo de 14 etapas en el mismo período.

Desde la destacada gestión de Jorge Sampaoli, quien logró un tricampeonato y la Copa Sudamericana para la Universidad de Chile en menos de dos años, el equipo ha enfrentado una travesía desafiante. En los últimos diez años, los azules han levantado solo cinco copas.

Guillermo Hoyos fue el último entrenador en guiar al equipo hacia la victoria, logrando el trofeo en el Clausura 2017. Sin embargo, los siguientes 13 períodos estuvieron marcados por la inestabilidad, con la presencia de 11 entrenadores diferentes. Durante este tiempo, la U ha luchado por encontrar su camino, y solo en la temporada 2023 evitó la amenaza de descenso, siendo la única en la que no estuvieron inmersos en la lucha por mantenerse en la categoría.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *