La Universidad de Concepción se inclina por la oferta árabe

Después de varios días de deliberación, reuniones y negociaciones, la Universidad de Concepción ha tomado una decisión crucial respecto al futuro de su rama de fútbol profesional. La entidad ha optado por desvincular al club de la gestión directa de la casa de estudios, tomando un enfoque más orientado hacia los negocios. 

En lugar de depender exclusivamente de la universidad, el control del equipo será transferido a un grupo empresarial. El club penquista se transformará en una sociedad anónima deportiva profesional, una medida destinada a garantizar su viabilidad a largo plazo. 

Esta concesión se extenderá por 25 años, marcando un cambio significativo en la dirección y estructura del club. La universidad, que hasta ahora había sido un pilar económico clave, ha decidido liberarse de esta responsabilidad financiera.

En un principio, se esperaba que se revelara al nuevo propietario del equipo “El Campanil” a finales de la semana pasada, considerando que se tenían tres propuestas sobre la mesa. La oferta más destacada provenía del empresario iraní Rimoun Hinouch, quien finalmente se hizo con el control de la institución. También participaron en la licitación Sergio Gioino y su socio, Pablo Lecler, aunque Gioino actualmente ocupa la presidencia en Ñublense. 

La tercera opción contemplaba a un grupo de empresarios chilenos y argentinos liderados por Santiago Filgueiras, donde figuraban nombres destacados como Luis Riveros, ex rector de la Universidad de Chile. En este enfoque, también se mencionaba a Matías Rodríguez, exjugador de la U, quien tenía la posibilidad de regresar como jugador si su grupo resultaba ganador. Además, se planeaba que el exlateral desempeñara un papel crucial en la estructura deportiva del club.

El club deportivo anuncia cambios con inversor de Emiratos Árabes Unidos

“Después de un proceso que se extendió durante varios meses, el Directorio de la Corporación Club Deportivo ha decidido aceptar la propuesta del empresario Rimoun Hanouch de Emiratos Árabes Unidos”, informa el club a través de sus canales oficiales.

“El líder ejecutivo y su equipo presentaron un proyecto completo para el desarrollo integral del equipo de fútbol, abarcando tanto la rama profesional como la femenina y las divisiones menores. Este enfoque coloca la protección y promoción de los valores universitarios en el núcleo de la gestión, cumpliendo con la directriz establecida por el Directorio del Club para la Comisión de Trabajo encargada de esta tarea”.

“La propuesta que priorizó la preservación de la historia y los valores fundamentales del Club fue la seleccionada. Desde el inicio del proceso de búsqueda de inversionistas, este compromiso fue fundamental y ahora lo consideramos completamente cumplido”, afirma la entidad.

“Hoy nos sentimos optimistas al comenzar esta nueva fase, apreciando que desde lugares distantes, donde el fútbol ha florecido y captado la atención mundial, compartan nuestros intereses y hayan depositado su confianza en el proyecto que presentamos. Estamos comprometidos en avanzar juntos para el crecimiento y fortalecimiento integral del club, tanto en su ámbito deportivo como en el social”, destacan.

El empresario iraní, con conexiones en la industria automotriz, ha invertido 2 millones de dólares para adquirir la concesión. Entre sus compromisos se encuentra la formación de un equipo altamente competitivo, con el objetivo de lograr el ascenso a Primera División en 2025, lo que implica alcanzar esta meta en el próximo torneo.

La corporación actual conservará su representación en la nueva junta directiva, la cual estará encabezada por Campanil SADP, la estructura que asumirá el control de la institución. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *