División de Estado sanciona a 2 pioneros salvadoreños anteriores

La División de Estado informó el miércoles que estaba imponiendo sanciones a dos presidentes salvadoreños anteriores y muchas autoridades y jueces diferentes en Focal América.

El informe dice que los avalados “han participado deliberadamente en actividades que sabotean ciclos o fundamentos basados en la popularidad, envilecimiento crítico o bloque de exámenes” para la profanación en El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua.

La amplia lista, que también incluye a directores de bancos, jueces y autoridades de alto rango, destaca la profundidad de la degradación en el área.

El jefe de los nombres en la lista fue Mauricio Funes, líder de El Salvador entre 2009 y 2014, quien recientemente fue condenado a prisión durante varios años por regateo con los grupos y seis años por evasión de impuestos. El reemplazo de Funes, el expresidente Salvador Sánchez Cerén, también fue sancionado por “gran envilecimiento por lavado de dinero” mientras se mantuvo firme como vicepresidente.

La degradación ha sido un problema controvertido en Focal America durante bastante tiempo, generando dudas en los establecimientos y constantemente mencionado como uno de los principales impulsores del movimiento hacia los EE. UU., algo que el presidente Joe Biden ha buscado detener.

Se ha convertido en un concepto clave en el actual ciclo de carreras políticas salvajes de Guatemala a medida que la base política se esfuerza por someter a la rivalidad, y regularmente visita la comidilla del presidente igualitario de El Salvador, Nayib Bukele, quien ha asumido la expresión “hay suficiente dinero cuando nadie lo toma”.

A pesar de las acusaciones de la organización Biden de que Bukele también negoció con grupos y la sociedad común advirtió que el pionero milenario ha estado haciendo avances que destruyen el sistema basado en el voto del país, el nombre de Bukele no estaba en la lista de los autorizados.

Funes, el exlíder de El Salvador, se enfureció contra las autorizaciones en Twitter y dijo que respaldar a los dos pioneros de El Salvador del mismo partido con el que Bukele una vez rompió “es un patrocinio inequívoco de Estados Unidos para la decisión política de Bukele”.

Llamó a las reacciones de Estados Unidos sobre el arreglo de Bukele para buscar la reelección de “tibias” a pesar de que la medida es una clara violación de la constitución de su país. Recomendó que era “ventajoso” para EE.UU. que Bukele siguiera en el cargo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *