Análisis del desempeño de la selección mexicana: altas y bajas en su rendimiento 2023

El año 2023 ha resultado ser un torbellino de emociones para la selección mexicana de fútbol, marcado por cambios significativos en el cuerpo técnico y cuestionamientos sobre el desempeño del equipo. Desde la eliminación en la fase de grupos del Mundial hasta la consagración en la Copa Oro, la Tricolor ha experimentado altas y bajas que han dejado una huella indeleble en su trayectoria. Todo comenzó con la salida de Gerardo Martino después de la decepcionante participación en la Copa Mundial de la FIFA 2022 en Qatar. 

Diego Cocca asumió el cargo, pero su breve paso por el banquillo generó dudas y cuestionamientos, especialmente después de la derrota ante Estados Unidos en la Nations League. La llegada de Jaime Lozano marcó un nuevo capítulo para la selección mexicana. Con el último equipo conformado por Cocca, el “Jimmy” se hizo cargo y lideró al equipo en la Copa Oro, donde demostraron un renacer futbolístico. La victoria sobre Panamá en la final, con un gol de Santiago Giménez, consolidó la posición de Lozano como el nuevo estratega del Tricolor.

En el ámbito internacional, México continuó su camino con altibajos. Los encuentros amistosos contra Uzbekistán y Australia terminaron en empates, mientras que la derrota ante Ghana planteó interrogantes sobre el rendimiento del equipo. Sin embargo, el emocionante empate contra Alemania demostró la capacidad del equipo para competir a nivel internacional.

La participación en la Nations League presentó desafíos, especialmente en la serie contra Honduras. La derrota en el partido de ida fue compensada por una remontada épica en el partido de vuelta, donde Edson Álvarez anotó en los últimos segundos. La polémica rodeó el encuentro, pero la victoria garantizó el pase de México a la Copa América 2024.

Enfrentándose a Colombia en un amistoso en Los Ángeles, la selección mexicana experimentó altibajos en su desempeño. A pesar de una derrota inicial, el equipo mostró carácter y terminó imponiéndose en el partido. Con la confirmación de amistosos contra Estados Unidos, Uruguay y Brasil antes del inicio de la Copa América, el equipo buscará afinar su rendimiento y enfrentar nuevos desafíos. Con Jaime Lozano al mando, la selección mexicana busca consolidarse como un equipo competitivo a nivel mundial y enfrentar con determinación los retos que se presenten en el camino.

El próximo año será crucial para definir el rumbo del fútbol mexicano, con la mira puesta en la clasificación para el Mundial 2026 y la participación en la Copa América. La afición espera con ansias ver cómo evoluciona el equipo bajo la dirección de Lozano y cómo se enfrenta a los desafíos que le depara el futuro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *