Rosario Central sorprende al eliminar a Racing y asegura su lugar en las semifinales de la Copa de la Liga

A pesar de haber liderado la Zona B, Racing fue eliminado de la Copa de la Liga en una emocionante tanda de penales frente a Rosario Central, quien ocupaba el cuarto lugar en la Zona A. Aunque Jaminton Campaz y Agustín Sández pusieron en ventaja a Rosario Central, Roger Martínez y Juanfer Quintero, este último de penal en el tiempo añadido, lograron igualar el marcador para Racing. Tras un empate 2-2 en el tiempo reglamentario, la definición por penales fue intensa. Jorge Broun se destacó al detener los tiros de Aníbal Moreno y Leonardo Sigali, llevando a Rosario Central a la victoria por 7-6 y asegurando su paso a las semifinales, donde se enfrentarán a River Plate.

La brillantez táctica de Juan Fernando Quintero, combinada con la velocidad excepcional de Baltasar Rodríguez y Agustín Ojeda, fueron los aspectos más destacados del desempeño de Racing. Un momento destacado ocurrió cuando Quintero, con su inteligencia en el juego, protagonizó una jugada en la que dejó atrás a Carlos Quintana con dos fintas dentro del área y lanzó un potente disparo que pasó muy cerca del poste izquierdo de Jorge Broun. 

A pesar de los esfuerzos de Racing, la última oportunidad parecía estar de su lado con un disparo de Ojeda que Jorge Broun controló sin dificultades en el primer minuto de tiempo añadido. No obstante, aún quedaba un episodio por desarrollarse. En la última jugada, Gabriel Arias intentó interceptar un centro, pero accidentalmente golpeó en el rostro a Facundo Mallo. A instancias del VAR, a cargo de Germán Delfino, el árbitro cobró penal. Jaminton Campaz transformó esta oportunidad en gol, llevando a Rosario Central al descanso con una ventaja en el marcador.

Al comenzar la segunda mitad, Racing salió con determinación en busca del empate, destacándose por el hábil manejo de la pelota de su líder futbolístico, Juanfer Quintero. El equipo se posicionó en terreno rival, buscando generar oportunidades. A pesar de ello, Racing no logró crear ocasiones de peligro evidentes. Por el contrario, Rosario Central aprovechó su primera oportunidad a favor y amplió la ventaja con un gol de Agustín Sandez a los 16 minutos. La eficacia de Rosario Central contrastó con la falta de contundencia de Racing en la segunda etapa.

Durante gran parte de la segunda mitad, Racing mostró imprecisiones y careció de una dirección clara en el juego. Sin embargo, los ingresos de Emiliano Vecchio y Roger Martínez inyectaron confianza al equipo. Fue el colombiano Roger Martínez quien, tras recibir un pase del ex jugador de Rosario Central, anotó un gol crucial a nueve minutos del final, dando a Racing una nueva esperanza.

Además, en el séptimo minuto del tiempo añadido, cuando Racing estaba lanzado al ataque, Juanfer Quintero obtuvo un polémico penal a su favor después de la intervención del VAR. Quintero convirtió con éxito el penal, extendiendo la definición a través de los tiros desde el punto penal. Este momento cambió el rumbo del partido y mantuvo viva la esperanza de Racing en la competición.

“La pelota busca la mano, pero esta está acompañando un movimiento corporal”, expresó el ex árbitro y analista internacional, Miguel Scime. Al analizar el momento en que Maximiliano Romero y Dannovi Quinones disputan el balón, Scime señaló que el jugador de Racing impacta la pelota, la cual se dirige hacia la mano del futbolista de Rosario Central en un gesto que acompaña el movimiento corporal. 

A pesar de la controversia arbitral, Jorge Broun se destacó al detener los disparos de Aníbal Moreno y Leonardo Sigali, consolidando así la clasificación de Rosario Central, que ahora espera enfrentar a River Plate después de su victoria emocionante sobre Belgrano. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *