Cobresal domina 4-3 a la U y está a un paso de la gloria

En un partido lleno de intensidad y cambios constantes, el Gato Lezcano sella la victoria para los mineros con un impresionante gol en tiempo añadido, derrotando a la U en un encuentro electrizante con un marcador final de 4-3. A pesar de haber estado a punto de asegurar el título contra la Universidad de Chile, Huachipato se interpuso en su camino. 

Durante toda la semana, se generó una polémica artificial que más parecía un tema de discusión entre hinchas que algo tangible. La controversia se centró en si Universidad de Chile podría dar una ayuda a Colo Colo en el enfrentamiento del domingo. La idea era que un posible tropiezo de Cobresal frente a los azules beneficiaría al Cacique, siempre y cuando este cumpliera con su parte ante Unión Española (lo cual finalmente no ocurrió). A pesar de este debate, el equipo dirigido por Mauricio Pellegrino necesitaba sumar puntos para mantener viva la esperanza de asegurar un lugar en la Copa Sudamericana.

A pesar de que Universidad de Chile demostró un manejo destacado del balón, su principal obstáculo radicó en la falta de efectividad. Este problema persistente a lo largo del año se reflejó en el primer tiempo, donde se recurrió a intentos de disparos desde fuera del área sin éxito. Además, el excesivo individualismo de Leandro Fernández resultó contraproducente para el desempeño del equipo, ya que el delantero argentino parecía querer encargarse de todo por sí mismo.

Un mérito destacado en la campaña de Cobresal radica en la construcción de una fortaleza en el estadio El Cobre. Las estadísticas respaldan este logro al situarlo como el mejor equipo local del campeonato, con tan solo una derrota (3-4 contra Audax). Aunque en algunos momentos del partido los mineros pueden enfrentar dificultades, su capacidad para contrarrestar estas situaciones no requiere de elaboradas estrategias. 

Durante la primera mitad, era evidente que Gustavo Huerta se encontraba molesto debido al rendimiento de su equipo. Su actitud en la banca, visiblemente incómodo, reflejaba su descontento. Sin embargo, una sensación de alivio envolvió al equipo al finalizar el primer tiempo. Un gol espectacular de Cristopher Mesías, con un potente zurdazo elevado, abrió el marcador y avivó las esperanzas de su equipo de conquistar el título, ya que los resultados en otros partidos estaban a su favor.

El segundo tiempo fue una montaña rusa de emociones, con la calculadora echando humo. Universidad de Chile nunca renunció a buscar un resultado y logró el empate gracias a la fortuna, con el autogol de Marcelo Jorquera en el minuto 56. Sin embargo, la alegría fue efímera, ya que Cobresal recuperó la ventaja rápidamente gracias a Cecilio Waterman y una definición excepcional, eludiendo a Toselli. 

El enfrentamiento prometía más emociones, y así fue con el empate 2-2 logrado por Chorri Palacios, en un gol que generó suspenso ya que fue revisado en el VAR. Los albinaranjas mostraron dificultades en la defensa a lo largo del juego, sufriendo constantes embates. Sin embargo, el panorama dio un giro completo en el minuto 76 con el espectacular gol de Leandro Fernández. Después de buscar incansablemente, Fernández encontró la red, proporcionando un respiro invaluable tanto en Macul como en Talcahuano. 

La decisión de Gustavo Huerta de cambiar a sus delanteros resultó acertada, ya que Julio Castro logró el empate 3-3 en el minuto 81. El partido se convirtió en un auténtico espectáculo, una moneda al aire donde cualquier cosa podía suceder en los últimos minutos. En tiempo añadido, una intervención sorprendente y extraordinaria de El Gato Lezcano, anticipándose y conectando el balón de manera magistral, aseguró la victoria agónica para los mineros. Un momento de éxtasis que dejó al equipo legionario a un paso de conquistar su segunda estrella.

El gol de Huachipato frente a Ñublense impidió que la celebración se llevara a cabo en casa para Cobresal. Ahora, tendrán que buscar el ansiado título en un enfrentamiento ante Unión Española, el mismo equipo que eliminó a Colo Colo. El fútbol chileno, siempre impredecible y lleno de giros emocionantes, dictará sentencia en la próxima jornada del viernes feriado, donde un nuevo campeón será coronado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *