Gustavo Quinteros toma medidas: el primer descarte en Colo Colo

Colo Colo se encuentra en una posición emocionante en las últimas dos fechas, compitiendo por el título a solo dos puntos del líder, Cobresal. A pesar de la irregularidad en el rendimiento de Cobresal, el equipo de Colo Colo se siente bastante seguro. Sin embargo, también existe cierta preocupación en el club sobre lo que depara el futuro tanto para el plantel como para el cuerpo técnico.

En un frente, la decisión ya está tomada de enviar a préstamo a Jordhy Thompson a Rusia, en medio de las medidas cautelares que enfrenta hasta que la Justicia tome una decisión sobre su situación. Mientras tanto, en el otro frente, el futuro del cuerpo técnico liderado por Gustavo Quinteros aún está pendiente de resolverse. De hecho, el entrenador ya ha delineado algunas directrices para el próximo año en caso de que su continuidad sea confirmada.

Entre las decisiones más desafiantes que ha planteado el entrenador santafesino se encuentra la reorganización de su línea defensiva. Esto se debe a que, de cara a la próxima temporada, el uruguayo Alan Saldivia ocupará una plaza foránea, uniéndose así a sus compatriotas Maximiliano Falcón y a los argentinos Matías de los Santos y Emiliano Amor, quienes ya ocupan cupos extranjeros. En consecuencia, será inevitable liberar al menos un cupo en esa zona del campo.

Según las primeras conversaciones entre el técnico y la dirigencia, Emiliano Amor, quien es uno de los referentes en el vestuario albo, sería el señalado para salir. Han quedado atrás los momentos en que el entrenador expresaba abiertamente su admiración por el exzaguero de Vélez Sarsfield. En ese entonces, Quinteros llegó a afirmar públicamente: “Cuando él estuvo en su mejor nivel, marcó mucha diferencia y, en ese tiempo, para mí fue el mejor defensor del fútbol chileno, por lejos”.

Después de enfrentar una lesión grave en el tobillo que requirió una complicada cirugía en España, la percepción del cuerpo técnico ha experimentado un cambio drástico. Consideran que Emiliano Amor “no es el mismo” jugador que era antes de la operación y que actualmente “no está en condiciones de jugar con la misma intensidad” que se requiere. Esta evaluación se ha formado a lo largo del segundo semestre, observando el rendimiento del jugador en numerosos partidos amistosos a puerta cerrada desde septiembre.

A pesar de que Emiliano Amor tuvo una actuación correcta frente a River Plate, esto no parece ser suficiente. Voces dentro de la mesa de Blanco y Negro sostienen que Gustavo Quinteros ya ha “dado varias señales” de que Amor no será considerado, generando sentimientos encontrados en la concesionaria debido a la forma en que se ha manejado este asunto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *